NELSON HIMIOB ALVARENGA

Nelsón Himiob
(Ref. Fotog. Revist. El Desafío de la historia)

 Nace en la Ciudad Histórica La Guaira, el 10 de septiembre de 1908. Desde muy joven a los diecisiete años de edad inicia su actividad literaria colaborando con los semanarios humorísticos Fantoches y Caricaturas. Fantoches era el semanario editado por el conocido Leo, el cual estableció una de las formas de narrar de nuestro país en la década de los años 20 del siglo XX. En esa efervescencia juvenil Himiob se unió a las corrientes de vanguardia introducidos en Venezuela por Carlos Eduardo Frías, prueba de ello es su obra Giros en mi Hélice, el cual apareció como un libro siamés junto con Canícula, el cual constituía narraciones cortas de Frías. Al tiempo que comenzaba sus estudios de Derecho en la Universidad Central de Venezuela.

Nelsón Himiob y sus compañeros de la generación del 28, entre ellos Raul Leoni (Ref. Fotog. Revist. El Desafío de la historia)
Para  1928 fue vicepresidente del Centro de Estudiantes de Derecho, desde donde participó en los sucesos de la denominada Semana del Estudiante de febrero de 1928  involucrándose en el alzamiento del cuartel de San Carlos del 7 de abril de ese año. Por estos hechos fue encarcelado en el castillo de Puerto Cabello en el mes de octubre y condenado a trabajos forzados por el Gobierno de Juan Vicente Gómez. De puerto Cabello fue trasladado a a la colonia Bolivar en Araira y por últimoa llevados a Palenque, en compañía de otros estudiantes presos como  Antonio Anzola Carrillo. Natural del estado Lara, quien Llegó a ser Ministro de Educación,  Eduardo Celis Sauné. Natural del estado Carabobo,  Rafael Chirinos Lares. Presidente de la Federación de Estudiantes de Venezuela (FEV). Llegó a ser viceministro,  Enrique García Maldonado. Natural de Los Teques, estado Miranda,  Pedro Juliac. Médico,  Guillermo López Gallegos. Abogado,  José Antonio Marturet. Natural de Caracas. Diplomático,  Inocente Palacios. Músico caraqueño, emparentado con el Libertador, por descender de don Bonifacio Palacios y Blanco, quien fue hermano de doña Concepción Palacios y Blanco, madre de Simón Bolívar,  Ricardo Razetti, hijo. Comerciante y fotógrafo artístico. Sobrino del sabio Luis Razetti,  Antonio Sánchez Pacheco. Natural del estado Táchira, Germán Stelling,  Luis Felipe Vegas, Luis Villalba Villalba. Abogado y profesor universitario, Juan Gualberto Yánez. Caraqueño (1904 – 1977). Médico traumatólogo y maestro de destacadas figuras de la especialidad en el Hospital Vargas,  Clemente Parpacén.

Todos los estudiantes antes nombrados fueron “uniformados” con los pantalones de liencillo blanco y franjas azules horizontales, con dos botones en la bragueta y bolsillos, una blusa de la misma tela provista de un bolsillo, y grilletes sesentones en los tobillos, “porque esa era la orden que tenían los carceleros”.

        
Otros de los integrantes de la generación del 28, Rómulo Betacourt y Jovito Villalba
        Al quedar en libertad, se exiló en España, obtuvo en 1933 la licenciatura en Derecho por la Universidad de Barcelona y el grado de Doctor en Derecho por la Universidad de Madrid en 1935, como tesis de grado presentó El Hibrido venezolano como elemento constitución social y política de Venezuela, el cual se editó en 1934

       Luego de fallecer el General Gómez el 17 de diciembre de 1935, regreso al año siguiente a Venezuela fundando con Carlos Eduardo Frías, Luis Álvarez Marcano y Juan de Guruceaga, el diario Ahora, el cual jugó un papel importante en la reorientación democrática del país en aquellos días.
En 1937 ingresó en el servicio diplomático y fue nombrado Primer Secretario de la Legación de Venezuela en Quito. Y en Estado Unidos para 1938. Entre 1946 y 1948 ocupó el cargo de Cónsul en Perú y en 1949 fue nombrado Jefe de Sección en la Dirección de Organismos y Conferencias Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores. Al año siguiente fue nombrado Director de Información Exterior.

Nelson Himiob, formó parte de una de las generaciones literarias más brillantes de la historia de las Letras venezolanas, constituida durante la década de los años treinta por algunos autores de la talla de los antes citados y  Juan Oropesa, Pío Tamayo, Miguel Otero Silva, Antonia Palacios, José Antonio Ramos Sucre y Arturo Uslar Pietri. El origen de este grupo literario puede cifrarse en la aparición de la revista Válvula (1928), que, aunque sólo pudo lanzar a la calle un número, congregó a su alrededor a un puñado de jóvenes escritores deslumbrados por las nuevas tendencias vanguardistas procedentes de Europa. Por esta vía penetró el surrealismo en la literatura venezolana contemporánea.

Entre estos jóvenes autores venezolanos, Himiob fue tal vez el que menos se dejó influir por las estéticas vanguardistas, ya que su obra narrativa fue tributaria en todo momento del legado transmitido por modernistas y realistas. Lo cual quedó bien patente además de  su espléndida colección de relatos ya mencionado Giros de mi hélice (1930), y  evidenciado en otro par de novelas en las que este escritor guaireño plasmó las penalidades de los estudiantes condenados a trabajos forzados en 1928 por el gobierno autoritario de Juan Vicente Gómez.  Llevando por títulos  La carretera (1937) y Álvaro Guaica (1938). Entre el resto de su obra narrativa, sobresale también otras magníficas recopilaciónes de relatos publicada bajo los títulos de  Todas las luces conducian a la sombra (1947) y La gata, el espejo y yo (1952).

Portada de la obra Alvaro Guaica de 1938


Novela Todas las Luces conducían a la sombra de 1947



Portada del Cuento la Gata, El Espejo y Yó de 1952


Nelson Himiób fallece en la plenitud de su vida, en Caracas el año 1963. Perdiéndose así, uno de los personajes más emblemáticos como cuentista ensayista y novelista del municipio Vargas para el siglo XX. 

Artículo editado por: Whylmhar Daboín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada